Blog

Por qué tener “dientes de conejo” puede ser un problema.

En primer lugar, no son “dientes de conejo”. Es una forma bastante poco apropiada de referirse a los dos incisivos superiores cuando son de mayor tamaño y quedan colocados por delante de los inferiores. También se conocen como “dientes salidos”. Pero su nombre más adecuado es protrusión dental.
Causas de los mal llamados “dientes de conejo”

La protusión puede deberse tanto a un desarrollo insuficiente del maxilar (mandíbula) superior, como a uno muy exagerado de la mandíbula inferior. Es un problema que suele aparecer en la infancia.

La profusión puede deberse a un desarrollo insuficiente del maxilar inferior, así como a una falta de desarrollo transversal del maxilar superior.

Estos dientes salidos pueden dar una apariencia muy antiestética de la boca. Pero no es este el riesgo más grave. La protrusión dental puede provocar:

  • Caries y enfermedades de las encías por acumulación de sarro y placa.
  • Si la protrusión es muy pronunciada, puede llegar incluso a deformar la cara e impedir que se puedan juntar los labios.

Estas causas avalan la necesidad de poner solución a esta situación.

Tratamiento más adecuado

La ortodoncia es la mejor forma de poner fin a este problema dental, ya sea con brackets o mediante ortodoncia invisible. Aunque en los casos más graves es posible que haya que recurrir a la cirugía ortognática.

Un tratamiento con ortodoncia es una opción válida para cualquier edad y perfectamente compatible con la higiene bucal diaria. Además, es muy fácil de llevar si se siguen a rajatabla las pautas del dentista.

Los brackets, en la actualidad, son mucho más eficientes gracias al desarrollo tecnológico. Ahora son más pequeños y cómodos. Además, de apariencia son más estéticos porque se le pueden añadir ligaduras elásticas de colores a gusto del paciente.

Por su parte, la ortodoncia invisible es muy eficaz porque las férulas van moviendo los dientes hasta que quedan colocados en la ubicación adecuada. Para aplicar este tratamiento, primero hay que tomar un molde de la boca del paciente, y digitalizarlo para proceder a una colocación de los dientes de forma virtual.

En la consulta de IGB Dental estudiaremos cuál es la mejor solución. ¿Para los “dientes de conejo”? No. Para la protrusión dental, sí. Sabemos que es lo mismo pero hay que hablar correctamente. Puedes venir a vernos a nuestras clínicas dentales de Alicante, San Vicente del Raspeig, Elda y Elche.

Compartir este post:
adminPor qué tener “dientes de conejo” puede ser un problema.

Related Posts

Take a look at these posts